¿Por qué no consigo adelgazar si estoy a dieta? 

 

Antes que te culpes por no haber seguido al pie de la letra la dieta, revisa tu estilo de vida, habito por habito, estos pueden ser los verdaderos culpables de que no adelgaces o que sigas subiendo de peso. En este blog veremos cinco hábitos que pueden estar limitando tu progreso, pon en práctica estos consejos y consigue tu meta.

 

1.  Alimentos bajos en grasas

 

Pensar que los productos bajos en calorías o Light no engordan y que por esa etiqueta en el empaque puedo comer todo lo que desee es un grave error, bajo en grasa no quiere decir saludable, esta comida suele tener en su composición mayores cantidades de sal, almidón y azúcar que los productos regulares. Esto se debe a que al reducir la grasa en el producto reduce también el sabor de este, por esta razón se compensa con sustancias como sal y azúcar.

Creer que estos alimentos bajos en grasa no tendrán repercusiones en tu peso es una idea que debes cambiar recuerda “lo que cuenta en el aumento de peso son las calorías, no el grupo al que pertenece los alimentos”.

2.  Tomar suficiente agua

 

El agua es probablemente el catalizador más importante en la pérdida de peso, el agua suprime el apetito naturalmente y ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa almacenada, los estudios nos muestran un patrón muy sencillo, al disminuir la cantidad de agua que tomamos los depósitos de grasa aumentan, mientras que al incrementar la cantidad de agua que tomamos, los depósitos de grasa disminuyen.

Los riñones no pueden trabajar propiamente sin suficiente agua y cuando esto ocurre, le pasan algunas de sus funciones al hígado. El hígado metaboliza la grasa almacenada para convertirla en energía que el cuerpo puede utilizar, pero si el hígado tiene que hacer alguna de las funciones de los riñones, este no puede trabajar en toda su capacidad y consecuentemente este metaboliza menos grasa, mas grasa se queda en los depósitos del cuerpo y la pérdida de peso se detiene.

¿Cuanta agua debo beber al día?

 

Pregunta simple con una respuesta no tan sencilla, tus necesidades individuales de agua dependen de muchos factores, tu nivel de actividad física, ubicación geográfica, tu nivel de salud, etc.

No existe una fórmula para todas las personas, National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine (Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina) determinaron que el consumo diario adecuado de líquido es el siguiente:

  • Aproximadamente 15 1/2 tazas (3,7 litros) de líquido para los hombres
  • Aproximadamente 11 1/2 tazas (2,7 litros) de líquido por día para las mujeres

Estas recomendaciones incluyen los líquidos provenientes del agua, las bebidas y los alimentos. Aproximadamente el 20 % del consumo diario de líquido suele provenir de los alimentos y el resto de las bebidas.

Lo que debes tener claro es que el permanecer hidratado mejorara grandemente tu capacidad de éxito en el control de peso.

 

3.  ¿Debo Contar Calorías? 

 

Podemos seguir atribuyendo factores para el aumento de peso, pero principalmente es consumir más energía de la que gastas.

En este punto hay que aclarar algunos datos, las bases de datos muestran un valor promedio calórico para cada alimento y las diferencias entre variedades del mismo alimento tienen diferencias grandes. Quizá en tu app de calorías registras un banano mediano y ya has creado una diferencia importante con la realidad, sí deseas guiarte por las etiquetas de alimentos existe entre un 8 y 18% que estos datos sean subestimados ( estudio) 

Esto se vuelve más interesante cuando los tiempos y formas de cocción alteran la energía absorbida (Estudio) y la microbiota de cada persona influye en la capacidad de absorber energía con diferencias de hasta el 10% entre individuos. (Estudio).

Por lo tanto, contar calorías no te asegura el éxito, pero es justo considerar el sí hacerlo, sí estas en un proceso de competición, contar calorías es una estrategia valorable pues te dará una estructura que seguir, si tu objetivo es vivir saludable puedes concentrarte en la calidad de tus alimentos.

4.  Aprende sobre los alimentos y su efecto en tu cuerpo.

 

Cuanto más conozcas sobre tus alimentos, más control tendrás sobre tu progreso.

¿Cuántas calorías tiene un huevo? ¿Cuánta proteína tiene una taza de garbanzo? Aprender este tipo de detalles no puede ser por arte de magia necesitas introducirte en el tema, registrar comidas en un contador de calorías puede darte una idea bastante funcional sobre lo que consumes.

Pero lo importante es el impacto que estos alimentos tienen en tu cuerpo, como vimos anteriormente el conteo de calorías tiene un gran margen de error, pero si registras tus alimentos por un tiempo y ves cómo evoluciona tu cuerpo, conocerás con precisión tu metabolismo y tu gasto energético real.

Si las formulas te indican que debes consumir 2100 calorías, pero con esa ingesta no pierdes peso, puedes deducir que tu nivel de mantenimiento real es inferior.

Para contar tus calorías y aprender sobre alimentos te recomiendo aplicaciones como MyFitnessPalFatSecret   o FitDay.

Después de un tiempo desarrollas una Intuición calórica y comes respecto a tus necesidades, por ejemplo, si tu entreno de hoy es más fuerte de lo habitual ,  aumentaras tus cargas de carbohidratos. 

 

5.  Tomar bebidas alcohólicas 

 

Recordando la importancia del consumo de agua para la perdida de grasa, veamos como primer punto el efecto diurético que este tiene, a su ingesta incrementa la perdida de líquidos, una perdida mayor de vitaminas y minerales cómo el potasio, magnesio, fósforo y calcio.

El etanol se absorbe rápidamente en el organismo y obstaculiza el metabolismo de otros nutrientes al mismo tiempo que genera un efecto inhibitorio de la oxidación de las grasas. También se ve implicada la masa magra de nuestro cuerpo, pues el etanol aumenta la degradación de proteínas.

Contrariamente a la creencia popular el alcohol no se convierte fácilmente en grasa, es un proceso muy costoso y complejo, pero durante su consumo el cuerpo deja de usar los azúcares y las grasas como energía y las almacena.

Por tanto, podemos decir que el alcohol no es almacenado como grasa de forma directa, pero si bloquea los procesos de quema de grasa.

En el siguiente estudio se establece que 0.5 gramos de alcohol por kilo de peso corporal no tendrá efecto negativo en la mayoría de los aspectos de la recuperación post entrenamiento, y he visto numerosas veces que este estudio se utiliza para justificar un consumo de alcohol (moderado), este estudio está realizado en atletas personas que el 90% de su vida viven en salud, ¿puede tu organismo compararse en este momento con un cuerpo atleta?. Si tu objetivo está claro y es reducir tu peso debes evitar este tipo de habito que solo retrasan tus objetivos.

 

Para finalizar, el hacerte responsable de tus hábitos es la única forma segura de alcanzar tus metas, pon en marcha tu voluntad y no rindas.

 

 

Bibliografia

  • Barnes MJ. Alcohol: Impact on sports performance and recovery in male athletes. July 2014;44(7):909-919.
  • Bianco, et al. Alcohol consumption and hormonal alterations related to muscle hypertrophy: a review. Nutrition & Metabolism. June 2014;11:26.
  • Kolasa KM, Lackey CJ, Weismiller DG. How primary care providers might review evidence on hydration. J Am Coll Nutr 2007; 26: 570S-74S.
  • Gómez Candela C, Cos Blanco AI. Nuevos Alimentos para Ancianos. Manual de práctica Clínica de Nutrición en Geriatría. Madrid: Yus&Us S.A., 2003; pp. 37-47
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24564590
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19843593
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24748461
  •  Ishida RK, Faintuch J, Paula AMR, et al. Microbial flora of the stomach after gastric bypass for morbid obesity. Obes Surg. 2007;17(6):752–758
  • https://www.fitnessrevolucionario.com/2017/02/18/no-cuentes-calorias/ 

Jugo detox – Mejora tu salud con estas recetas.

Jugos naturales para desintoxicar el cuerpo y recetas.   La incorporación de jugos desintoxicantes en la dieta se ha vuelto muy popular en los últimos años como una forma más fácil de consumir nutrientes sin tener que comer muchas verduras y frutas. Como es normal, el...

Rutina de entrenamiento “weider”

Lamentablemente yo he hecho Weider durante muchos años y ojalá alguien me hubiera advertido al respecto. Este tipo de rutinas en el cual entrenamos dos músculos en una misma sesión, tienen un conjunto de problemas…

Compartir este blog