Nuestro cuerpo es una máquina adaptativa, a la cual debemos estresar para exigir dichas adaptaciones y progresar. Si cada semana realizamos el mismo entrenamiento con las mismas cargas nuestro cuerpo no se vera obligado a generar nuevas adaptaciones. Para ello, vamos a utilizar los ejercicios básicos como herramientas, aumentando las cargas de forma constante para forzar a nuestro cuerpo a adaptarse. Cuatro ejercicios distintos, cada uno mas exigente que el anterior, pero sin necesitar un aumento de la carga para ello. Como ya hemos mencionado la postura es vital en un atleta por lo que también podemos utilizar progresiones que pongan a prueba nuestra postura